“David Melul, la ilimitada generosidad de un judío sefardí”, de Antonio Avilés Amat

Con la presencia de varios miembros de la familia Melul, trasladados a Béjar expresamente para la ocasión, se presentó el pasado viernes 5 de octubre la biografía David Melul, la ilimitada generosidad de un judío sefardí escrita por Antonio Avilés Amat, vicepresidente del CEB y director del Museo Judío de Béjar.

Familia Melul y miembros del CIFP Béjar

El acto comenzó con una breve presentación de Josefa Montero García, nuestra presidenta, quien agradeció a la dirección del Centro Integrado de Formación Profesional la cesión del salón de actos para el evento, al tiempo que saludó con cariño a la familia Melul. Recordó que esta biografía es la número cinco de la Colección “Don Francés de Zúñiga” cuyos ejemplares, editados anualmente, homenajean a bejaranos ilustres fallecidos. Cada uno de ellos se ha dedicado, hasta ahora, a personajes que vivieron en siglos distintos: Francés de Zúñiga (siglo XVI), el Buen Duque Manuel de Zúñiga y Guzmán (siglo XVII), José Lidón Blázquez (siglo XVIII), Nicomedes Martín Mateos (siglo XIX) y David Melul Benarroch (siglo XX).

Mario Melul

Tras esta intervención tomó la palabra uno de los hijos de David Melul presentes esa tarde, Mario Melul, para agradecer a Antonio Avilés y al Centro de Estudios Bejaranos la edición de este homenaje a su padre que tanto quiso a Béjar desde que realizó sus estudios de ingeniería en Béjar en 1946.

Antonio Avilés, Josefa Montero y Mario Melul

Por último Antonio Avilés Amat presentó mediante diapositivas y anécdotas unas breves notas sobre la vida de David Melul, centrándose sobre todo en su amor por Béjar y la relación que siempre mantuvo con nuestra ciudad. Primero por su estancia aquí durante sus años de aprendizaje, periodo del que guardó grandes recuerdos y una amistad muy fuerte con sus amigos; después en la madurez, visitando siempre que podía la Béjar posterior a sus recuerdos; por último en la ancianidad, legando un tesoro perdurable a los bejaranos: el Museo Judío que lleva su nombre. No quiso el autor ahondar más en una vida plagada de éxitos y animó a los lectores a adentrarse en la lectura de la biografía.

Los dos hijos de David Melul presentes y José María Hernández Díaz

Tras su amena exposición varias personas del público aderezaron el acto con preguntas y curiosidades, demostrando que la figura de David Melul, a la par que querida por los bejaranos, ha sido acogida en la mente de todos como la de un paisano más integrado dentro de la comunicad.

Carmen Cascón Matas

Secretaria del CEB

Fotos: Manuel Álvarez-Monteserín y Enrique García Periáñez

Antonio Avilés Amat

 

Público

Público

Antonio Avilés, los dos hermanos Melul, la concejala Raquel González y Manuel Álvarez-Monteserín

Noticia publicada el .

Acerca de Centro de Estudios Bejaranos

El Centro de Estudios Bejaranos (CEB), pese a ser el último creado en Salamanca tras el de la capital provincial y el de Ciudad Rodrigo, cuenta ya con una existencia que supera la veintena de años. Constituido por el Ayuntamiento de la ciudad, en 1992, con el objetivo de fomentar las actividades científicas, literarias y artísticas en el ámbito de Béjar y su comarca[1], el CEB ha venido desarrollando puntualmente y dando efectivo cumplimiento, desde el momento mismo de su instauración, a este dictamen de sus estatutos. Así lo testimonian las actividades realizadas para hacerse presente en la sociedad bejarana, dinamizar su vida cultural y difundir los estudios e investigaciones que han ido realizando sus miembros sobre los múltiples aspectos de la ciudad en el pasado y en la actualidad. Se cuentan entre estas actividades los distintos ciclos de conferencias divulgativas sobre contenidos de diversas disciplinas como historia, arte, geografía, arqueología, literatura, etnografía, música y otras; la organización de varios cursos de verano acerca de la historia y el patrimonio industrial de Béjar; los intercambios de publicaciones que se mantienen con diferentes instituciones culturales; la convocatoria del Premio “Ciudad de Béjar” para trabajos de investigación sobre la ciudad o su ámbito comarcal; la colaboración con otras asociaciones educativas y culturales y el casi medio centenar de publicaciones (16 números de la revista Estudios Bejaranos; 25 discursos de ingreso de sus miembros numerarios; 6 libros de la serie Varia Bejarana; 1 volumen de la Historia de Béjar…)[2], además de la emisión de informes a diversos organismos e instituciones y un largo etcétera de diferentes actos e iniciativas con los que, desde su fundación, ha pretendido estar presente en la sociedad bejarana como principal referente cultural e intelectual de la ciudad. El CEB ha contado desde su inicios y hasta ahora con 6 presidentes -incluyendo al que esto escribe- y con otras tantas Juntas Rectoras; de los 19 integrantes originarios se ha pasado, tras sucesivas incorporaciones, algunas defunciones y bajas de varios miembros, a los 35 con que cuenta en la actualidad. De éstos sólo 18 son miembros numerarios de pleno derecho, tras haber accedido a esta condición mediante la lectura de un discurso de ingreso, y 1 se encuentra en la situación de supernumerario. Ha sido norma habitual del CEB, en todo el tiempo en que viene cumpliendo su cometido en la cultura local, conectar y establecer vínculos de mutua colaboración con otras asociaciones y entidades de la ciudad y la comarca. Para ello ha practicado y cultiva una habitual y franca relación con todas las instituciones educativas y culturales instauradas con similares o parecidos objetivos entre las que se encuentran la E.T.S. de Ingenieros Industriales, el Casino Obrero/Ateneo Cultural, el Museo Judío “David Melul”, el Grupo Cultural “San Gil” o el Colectivo “Teatro Telar”, entre otras. También mantiene, fuera de la ciudad a nivel autonómico y nacional, intercambios de libros y publicaciones con otros centros de análogas características, universidades e instituciones. Actualmente desea potenciar esta faceta de su actividad ampliando el número de los destinatarios de sus intercambios e incluyendo a instituciones de ciudades portuguesas próximas, al considerar que el número y calidad de las publicaciones propias pueden aportar, como recíprocamente recibir, información y reseñas de interés. En su deseo de ofrecer a cualquier investigador la posibilidad de divulgar sus trabajos y estudios, anualmente –como ya se ha indicado- convoca el Premio “Ciudad de Béjar” para fomentar la investigación en su sentido más amplio en el ámbito de la ciudad y su comarca tanto histórica como actual. El citado premio, cuya convocatoria se inicia en el mes de febrero y se cierra al finalizar el mes de octubre, consiste en una asignación económica al autor del trabajo premiado y la edición del mismo por el CEB en su sección de publicaciones de Varia Bejarana. Actualmente el CEB prepara la edición del 2º volumen de la Historia de Béjar que se encuentra en fase de revisión de originales y actualización bibliográfica, así como de aportación de material gráfico: fotografías, dibujos y planos que ilustrarán la obra. Su publicación, auspiciada por la Diputación Provincial de Salamanca, podría ver la luz en el tercer trimestre de este año 2013. Antonio Avilés Amat Vicepresidente del Centro de Estudios Bejaranos.